LIMPIEZA ECOLOGICA DEL HOGAR

descarga

No es ningún secreto: en hogares y centros de trabajo se utilizan productos de limpieza que pueden resultar peligrosos para la salud, dada su elevada toxicidad. El Real Decreto 255/2003, que regula en España la clasificación, envasado y etiquetado de preparados peligrosos, obliga a informar en los envases del nivel de toxicidad de estos productos, pero detrás de indicativos como “tóxico”, “nocivo” o “corrosivo”, se esconden muchas composiciones distintas, que desconocemos por completo.

Los productos de limpieza desempeñan un papel esencial en la vida diaria en el hogar, en la escuela y en la oficina. Mediante la eliminación segura y eficaz de la tierra, los gérmenes y otros contaminantes, se impide la propagación de enfermedades infecciosas y alérgenos de control, tales como el polvo y el moho; lo que nos ayuda a mantenernos sanos. Los productos de limpieza también nos permiten cuidar nuestros hogares y pertenencias y hacer nuestro entorno más agradable.

Los productos químicos, en una variedad de productos de limpieza para el hogar, como detergentes para la ropa, lejías, productos para lavar platos y otros productos de limpieza, ayudan a mejorar la eficacia de la limpieza y facilitan la limpieza e higiene de los hogares, las oficinas y otros ambientes.

Por ejemplo la Lejia:

Se clasifican en dos tipos, según su contenido de cloro activo:
• Lejías diluidas: cloro activo en cantidad menor a 57 gr. / L
• Lejías concentradas: tienen cloro activo entre 57 gr. / L y 110 gr. / L

Envasado
• Los lejías diluidos se pueden vender en envases de hasta dos litros y medio de capacidad y los concentrados, en envases de un litro.
• Estos envases deben ser estancos, fuertes y sólidos, con asas resistentes (los de más de un litro), no retornables y ni el envase ni la etiqueta pueden tener un diseño que suscite la curiosidad infantil.

Etiquetado
• No puede suscitar la curiosidad infantil.
• Debe indicar la palabra “lejía” y si es diluido o concentrado.
• Los lejías aptas para desinfectar agua deben decir “apto para la desinfección de agua de bebida”.
• Deben seguir todas las normas mencionadas para el resto de productos de limpieza.

Pero hay más, pinturas, detergentes, moquetas, ambientadores y un sinfín de productos que usamos a a diario intoxican nuestro hogar y la salud.En este artículo te mostramos cómo detectar sustancias tóxicas, qué efectos producen, cómo evitarlos y cómo mantener un hogar saludable libre de elementos venenosos.

Según datos ofrecidos por Greenpeace y extraídos de numerosos estudios, nuestros europeos hogares contienen entre 70 y 120 sustancias tóxicas responsables de generar  todo tipo de enfermedades como alergias, enfermedades de la piel, dermatitispsoriasistoxicidad general del organismocáncer, deformaciones congénitas, infertilidad, alzheimer, etc. No es habitual que, al padecer cierto tipo de dolencias, las relacionemos con un entorno tóxico impregnado con elementos venenosos que, sin duda, sí tienen un impacto real sobre el organismo. Sin embargo, eso es lo que dicen los estudios y lo que denuncian cada vez más expertos y asociaciones de consumidores.

“A diferencia de los cosméticos, los artículos de los estantes de limpieza y droguería son poco estudiados”, señala Adeline Trégouet, editor de la revista ’60 millions de consommateurs’, la publicación oficial del Instituto Nacional del Consumo francés. “No se requiere mencionar la composición en el envase. Sin embargo, estos productos contienen en su mayoría sustancias no deseables, que representan un riesgo para la salud humana y el medio ambiente”.

Trégouet ha dirigido un informe en el que alerta del peligro que puede suponer la utilización indiscriminada (y sin tomar las debidas precauciones) de cinco tipos concretos de productos de limpieza muy habituales en nuestros hogares.

Según el reportaje, aunque la legislación exige a los fabricantes informar en las etiquetas de la presencia de ciertos compuestos, así como la dosificación adecuada y las precauciones que hay que tomar al aplicar el producto, las instrucciones “están lejos de ser claras”, lo que puede ocasionar una exposición excesiva a sustancias tóxicas nada recomendables, cuando no un accidente doméstico grave.

Estos son los cinco tipos de productos con los que debemos ser especialmente precavidos:

1. Limpiadores concentrados y perfumados

Según ’60 millions de consommateurs’, algunos productos de limpieza multiusos “son muy agresivos y pueden dañar permanentemente las superficies y, lo que es peor, los ojos, las manos y los pulmones”.

La revista también arremete contra suavizantes y limpiadores perfumados que, asegura, tienen numerosas sustancias alergénicas. El Comité Científico para la Seguridad de los Consumidores (CCSC) de la Unión Europea emitió un informe en el que alertaba de que entre cinco y quince millones de europeos –entre el uno y el tres por ciento de la población– es potencialmente alérgico a los ingredientes naturales con los que se confeccionan la mayoría de perfumes.

Algunas sustancias, como el HICC, atranol y cloroatranol, se están retirando de la formulación de los cosméticos ante su prohibición inminente, pero siguen presentes en numerosos productos de limpieza.

El informe es especialmente crítico con algunas formulaciones de Don Limpio que, asegura, mezclan hasta cuatro perfumes considerados alergénicos por la Unión Europea, y con algunos suavizantes concentrados que pueden llegar a contener hasta 12 sustancias alergénicas e irritantes.

2. Antibacterianos y desinfectantes

En concreto, el informe advierte sobre el cloruro de benzalconio, una sustancia bactericida y fungicida presente en numerosos desinfectantes que “puede promover el desarrollo de bacterias resistentes”. Su uso está extendido para la desinfección de productos quirúrgicos (y en algunos champús y cremas con indicaciones específicas, como tratar la dermatitis seborreica), pero su utilización a largo plazo en la limpieza del hogar no es recomendable. Es además una sustancia muy tóxica para los organismos acuáticos y, según su ficha internacional de seguridad química, se debe evitar de forma efectiva su incorporación al ambiente.

3. Toallitas húmedas

Las toallitas húmedas tienen numerosas aplicaciones y cada vez están más presente en nuestros hogares, y no solo para limpiar a los bebés. Pero si bien se trata de productos seguros para tal fin, nunca debemos deshacernos de ellas a través del desagüe, algo demasiado habitual. “No son reciclables ni compostables, y deben ser arrojadas a la basura normal”, explica el informe.

descarga (3).jpg

Mención aparte merecen las toallitas “antibacterianas”. Al igual que los jabones de este tipo, su uso no es recomendable si no se está tratando una infección concreta. Este tipo de productos suelen incluir triclosán, un potente agente antibacteriano y fungicida sobre el que pesan serias dudas sanitarias desde que se demostrara su carácter de disruptor endocrino en animales, además de otras sustancias como el anteriormente citado cloruro de benzalconio.

 

4. Ambientadores

El informe francés engloba a todos los productos dedicados a distintas tareas que son, a su juicio, inútiles, como las sustancias para lavar las hortalizas o los ambientadores, que no son verdaderamente necesarios y sólo aumentan la exposición a determinadas sustancias poco recomendables. Pero son estos últimos los que más preocupan.

Un informe de la OCU en el que se analizaron 22 ambientadores de uso doméstico que requieren combustión, como velas perfumadas, aceites de quemar e inciensos, y constató que en su mayoría empeoran la calidad del aire.

Curiosamente, son los ambientadores que muchos consideran más “naturales” los más tóxicos. El incienso, por ejemplo, emite cantidades excesivas de benceno, una reconocida sustancia tóxica y carcinógena, en cantidades muy superiores al humo del tabaco.

El incienso mas saludable es el Palo Santo.

palosanto2.jpg

Aquí te dejamos un vídeo para que aprendas a utilizarlo.

 

5. Aerosoles

Según la publicación del Instituto del Consumo Francés, los aerosoles suponen una triple amenaza en los hogares: “son productos muy inflamables, su modo de difusión multiplica por diez la exposición a las sustancias nocivas y, en caso de un uso incorrecto, los disolventes inhalados pueden causar la muerte inmediata”.

Quizás lo de la “muerte inmediata” sea un poco exagerado, pero es cierto que muchos de los aerosoles destinados a la limpieza del baño o la cocina deben usarse, según sus instrucciones, “únicamente en exteriores”, algo que resulta cuando menos contradictorio.

Aquí queremos hacer hincapie a un producto que usais mucho los profesionales de peluquería, y al cual estais en contacto, en ocasiones, mas de 8 horas al día.

fc837610d4810816bd157a925c403bdd

La Laca en aerosol. Aunque la mayoría de las personas estarán al tanto de algunos de los peligros asociados con este producto y se evite el contacto con los ojos, por ejemplo, algunos de los riesgos de aerosol botes de spray para el cabello son menos evidentes, y por lo que representan una mayor amenaza si los usuarios de aerosoles no se tiene cuidado.

Combustibles e inflamables

Los aerosoles son productos inflamables y combustibles, y, como tal, se debe tener cuidado al manipular aerosoles para el cabello en aerosol alrededor de llamas desnudas y en condiciones donde los fuegos pueden comenzar. No almacenar latas de laca para el cabello en lugares calientes pues son propensos a explotar si se almacena a más de 120 grados Fahrenheit, causando grave peligro a los de la vecindad y dañar el lugar de almacenamiento.

 

La irritación pulmonar

La intoxicación con laca en aerosol para el cabello ocurre cuando alguien aspira (inhala) este producto o se rocía esta sustancia en la garganta o en los ojos. El uso de aerosoles que incluyen productos laca para el cabello ha sido conocido para inducir la irritación de los pulmones y otros problemas en los individuos. Una queja común es que el producto exacerba el asma y puede conducir a una víctima del asma experimenta un ataque. En un nivel más largo plazo, la inhalación de spray para el cabello con regularidad de los aerosoles puede conducir potencialmente a la alveolitis fibrosante, una afección pulmonar en la que las paredes alveolares del órgano se vuelven más gruesas, que en casos extremos puede conducir a problemas respiratorios graves y eventualmente la muerte.

El daño ocular

Cuando una persona utiliza una laca en aerosol, se corre el riesgo de tener algunos de los productos a los ojos o en los de una persona cercana. Una laca en aerosol contiene sustancias químicas que normalmente sólo se irritan los ojos; la laca para el cabello se puede lavar y la visión de la persona se recupere pronto. Sin embargo, una gran cantidad de laca para el cabello puede quemar los ojos y provocar un daño permanente y pérdida de la visión.

Elemento tóxico

Los ingredientes dañinos en el aerosol para el cabello son:

  • Carboximetilcelulosa
  • Alcohol desnaturalizado
  • Hidrofluorocarbono
  • Alcohol polivinílico
  • Propilenglicol
  • Polivinil pirrolidona

Elementos tóxicos en el hogar

Esta es una lista de los productos que más sustancias tóxicas contienen:

    • Pinturas, barnices, pegamentos
    • Alimentos procesados
    • Insecticidas, herbicidas
    • Detergentes, lejía, amoníaco
    • Moquetas, alfombras, tapicerías
    • Elementos de PVC
    • Papeles de pared, vinilos
    • Aparatos electrónicos, electrodomésticos
    • Cosméticos, perfumes, fragancias sintéticas, ambientadores
    • Productos de aseo como gel, champú, dentífrico, etc
    • Muebles (todos contienen barnices y ceras muy tóxicos que se liberan en el aire)
    • Bombillas, fluorescentes, focos
    • Aluminio (papel)
    • Medicamentos
    • Disolventes, desatascadores, desincrustantes, desinfectantes
    • Abrillantadores, pulidores
    • Juguetes

Todos estos productos anteriormente mencionados contienen una variedad de sustancias químicas altamente tóxicas “sospechosamente” relacionadas con:

    • Radón (cáncer de pulmón)
    • Benceno (leucemia y neurotóxico)
    • Formaldehido (leucemia y cáncer rinofaringe)
    • Tricloroetileno (cáncer de riñón)
    • Nitrosaminas (cáncer de vejiga)
    • Lindano (varios tipos de cáncer y neurotóxico)
    • Parabenes (cáncer de mama y problemas endocrinos y hormonales)
    • Ftalatos (disfunción hormonal, malformaciones del feto, infertilidad)
    • Bisfenol A (varios tipos de cáncer)
    • Y un larguísimo etc…

Después de leer todo esto, pensamos que la forma mas sostenible de limpiar nuestro hogar y a la vez de cuidar la salud de toda la familia es la utilización de limón, bicabornato y vinagre blanco. Incluimos aquí la limpieza de ropa en la lavadora.

Vamos a concentrarnos en este post en la limpieza de la nevera. Limpieza que debería hacerse cada mes. Aquí te dejamos unos trucos para que no huela la nevera.

Una vez tengas la nevera limpia, puedes elaborar un ambientador de nevera casero para que atrape los olores y conservar así el frigorífico en las mejores condiciones. Para ello, puedes usar también productos naturales como el café, el bicarbonato o el limón. Te mostramos aquí algunos trucos para que no huela la nevera y cómo hacer ambientador de nevera casero.

Webgrafía

http://www.vidanaturalia.com

https://muyfitness.com/danino-aerosol-fijador-sobre_9696/

https://www.inc-conso.fr/

https://www.60millions-mag.com/

https://maderasagrada.com

https://mujerholistica.com

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s